Conocer las intenciones de compra u otros detalles sobre tu nicho de mercado puede ser clave en el desarrollo exitoso de tu negocio. Gracias a la investigación de mercados conocerás información muy necesaria a la hora de tomar decisiones acertadas. Veamos en qué consiste.

 

Define los objetivos de tu investigación de mercados

Antes de empezar, debes marcarte unos objetivos claros. Necesitamos saber cuál es motivo para desarrollar una investigación de mercados. Puede ser porque queremos desarrollar el negocio, conseguir un producto o servicio ideal para nuestros clientes, evaluar el éxito o fracaso de una idea de negocio…

 

Decide el método y muestra

Toda investigación de mercados obtiene datos de los clientes clave o target. Elegir el método, es decidir si obtendrás los datos a través de encuestas, entrevistas o mediante observación. Otro de los puntos clave es elegir la muestra sobre la cual investigarás. Dos cosas son importantes, que la muestra, las personas a las que investigarás, sea representativa y suficientemente grande. Cuanto mayor sea, más probabilidades de que sea fiel a la realidad.

 

Recolecta e interpreta los datos

Según el tipo de método y el tamaño de tu muestra, tardarás más o menos en analizar los datos de tu investigación. Pero el esfuerzo valdrá la pena ya que podrás saber qué gusta y qué no, sobre tu producto o marca, si tu idea de negocio no interesa a nadie, o si tu marca tiene que mejorar…

No subestimar ningún dato por pequeño que sea o no presentar los datos de forma ordenada, pueden hacer fallar tu investigación. Analizar y proponer mejoras en función de esos datos, son lo que te permitirá enfocar tu negocio hacia lo que de verdad quieren tus clientes.

 

Éstas y otras técnicas del sector del comercio son las que aprenden los alumnos del ciclo formativo oficial de grado superior de Gestión de ventas y espacios comerciales.